Follow by Email

domingo, 7 de diciembre de 2014

Alguna vez leí que quien quiere ser escritor debe repetirse eso hasta que se lo crea. El primer paso, incluso antes de la voluntad, es creer que eres uno o estás en camino a serlo, sino, no funcionará. Si vas por la calle y dices que eres escritor o que anhelas serlo, escucharás más risas que comentarios y sentirás más miradas de suspicacia e incredulidad que de apoyo o de comprensión. Todo eso deja de importar cuando empiezas a creer en lo que dices, cuando sabes con firmeza que no estás contando un chiste y que algún día eso sucederá. Claro, luego viene todo el verdadero trabajo, escribir hasta lograr algo que sea digerible y decente y que los demás puedan leer hasta el final sin detenerse en el camino por encontrarlo muy aburrido o muy tonto. Ese es el verdadero trabajo pero cada uno elige su camino. Son momentos.
-"Siempre pones esa frase en tu muro cada cierto tiempo. Me gusta.
-Sí, no puedo evitarlo, esta vez fue por recordar al verme en un video y no paré de reír."


Lo más bonito de esos extraños que se convirtieron en buenos amigos fue, sin duda, su contención.
Un día como hoy, hace dos años, escapé para no enloquecer y, sin duda alguna, fue lo mejor que pude hacer.
"Si dentro de seis años no te has enamorado y yo tampoco, nos vamos a casar"
Ya pasaron dos y cada uno de ellos encontró el amor.
"Sabemos que esto no es amor pero es lo más parecido a eso y si queda aquí, va a ser mejor"
Larga vida a esas personas que debes conocer solo por un momento de tu vida pero son momentos tan importantes que por eso se vuelven especiales.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Ten calma contigo mismo y mira a dónde vas 
Espera un minuto y piensa bien lo que harás 
En medio de tormenta es duro navegar 
Y una mala decisión te puede caro costar. 

No sea un mal momento el que te haga fracasar
Tener alguien en contra es bueno para pensar
La vida está llena de cosas a enfrentar
pero aún así es muy bella y hay que caminar

Hacia adelante sin ver atrás,
vivir cada día y nada más
Y lo que venga tú lo forjarás
Tú tienes la llave abres o cerrarás...

Ten calma que es tu vida la que en juego está
Y a otros no culpes por tu mediocridad
Si alguien te ha fallado es bueno recordar
Que tú también lo has hecho, basta ya de llorar

Tú eres valioso lo creas o no
Pero el amor no es amor si no causó dolor
Al igual que el oro por el fuego hay que pasar
Purificarlo todo y lo mejor de ti lograr
Y aunque hoy se llore, se sanará
Solo aquel que ha perdido sabe también ganar

Mira adelante, sin ver atrás
vive cada día y nada más
Y lo que venga tú lo forjarás
Tú tienes la llave abres o cerrarás - Martin Valverde



Siempre encuentro algo que va con el momento.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Oferta y demanda

Si me ofreces dos minutos de tu tiempo pero sientes que demando más de lo que tienes, entonces, no es una buena oferta.
Si me ofreces todo el tiempo disponible que tienes pero sientes que no es suficiente para mí. Entonces, mi demanda es exagerada y tu oferta no la cubre.
Si demando solo un rato a solas y puedes ofrecérmelo pero sientes que es mentira, que demando más que eso, entonces, es una demanda falsa, al igual que la oferta. Es un trato que se cierra con un sabor a disgusto, a que 'algo falta'.
Si no demando tiempo de tu parte y acepto lo que ofreces, sentirás que solo me conformo y te irás con un sabor de mediocridad aunque ese no sea  mi fin para ti.
A veces, la demanda y la oferta no son compatibles.
A veces, quienes hacen la oferta y la demanda, son los que no son capaces de comprender lo simple y buscan siempre lo que falta en lugar de disfrutar lo que hay, lo que se tiene.
Entonces, a veces, cuando no se ponen de acuerdo entre ellos, el trato no se da. Cuando eso pasa, se suele ir en busca de otra oferta o demanda. Solo a veces, en casos excepcionales, se llega a un arreglo porque, al final, se dan cuenta que, por más crítica que parezca la oferta o más excesiva que aparente ser la demanda, son las únicas que calzan con lo que ellos buscan. Al menos, por ahora.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Los corazones rotos se curan
Los corazones protegidos terminan convertidos en piedras

¿O no?


No hagas planes que no vas a cumplir
No prometas solo por quedar bien
No pretendas ser alguien que quisieras ser pero estás muy lejos de ser
Toma decisiones radicales, al menos una vez en tu vida, solo una.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Si algún día quieres saber lo que se siente morir
deja todo de lado
deja que el caos y el miedo ingresen por cada poro
Cierra los ojos o, mejor aún, quédate a oscuras
deja que todo lo que estaba en la caja de Pandora, te invada
todo menos la esperanza
Olvida a todos los que quieres y déjalos de lado
no llames y no te preocupes por ellos
arráncate los padrastros hasta sangrar 
explorando las capas de piel que tienes
Piérdete o quédate inmóvil
deja los pendientes y que las horas pasen
luego, mira el reloj
vas a sentir tensión y estrés 
ojalá eso te ayude a morir
Si algún día quieres saber lo que se siente morir
Ven un rato y yo te cuento

sábado, 15 de noviembre de 2014

En la mayoría de películas americanas que he visto, las parejas se perdonaban, volvían y eran felices para siempre. Al menos, hasta el final de la grabación. En la mayoría de libros que he leído, el amor iba más allá del contacto físico y los finales eran la separación de la pareja. Una separación más física que emocional, algo que iba o que va más allá del cuerpo, de estar juntos en la misma cama, en la misma casa, en un espacio físico compartido. Puedo disfrutar ambos pero siempre, siempre, le daré mayor valor a un libro, por regalarme la libertad de poder imaginar a cada personaje y de vivir con ellos en la mente lo que dure la lectura del libro entero y algunos días más; los días en los que no quieres guardar la historia en los cajones de la memoria porque aún está fresca pero pasa, poco a poco te despides de ella y, cuando la extrañas mucho, solo buscas el libro y lo abres en cualquier página o en la página que tiene la frase que no puedes olvidar y que quieres aprender bien, con cada palabra y cada signo de puntuación. El vivieron felices para siempre es muy simple para una vida tan caótica y a prisa como la humana pero las separaciones y los finales infelices son muy fuertes para lo débiles que somos aunque no nos demos cuenta de eso. (Terminar)