Follow by Email

sábado, 11 de octubre de 2014

Preocúpate más cuando la conversación dura menos de un minuto que cuando dejan de hacer el amor seguido. Preocúpate más.
No la hay.
Aunque, siempre, hay una solución.

http://www.youtube.com/watch?v=a_5Uj990-Uo

jueves, 9 de octubre de 2014






Ok, I got it.
El problema empieza cuando tu madre te dice que tienes que estar siempre linda porque sino, los chicos no se fijarán en ti.
El problema está cuando te enseñan a no masturbarte, a no explorarte a espantarte de ti misma cuando empiezas a sentir deseo.
El problema está en decirle perra a la chica que puede tener sexo por diversión, a la que puede besar a más de un hombre en una sola noche, a la que ya conoce más de un pene.
El problema está en crecer aprendiendo a ser machista y luego usar una máscara de feminista.
El problema está en repetir todo esto con las generaciones que vienen,
El problema está en ver la libertad que le dan a tu hermano y lo castrada que te tienen a ti y aceptar la situación sin luchar, sin exigir.
El problema está en aceptar que te paguen menos que a un hombre por realizar el mismo trabajo.
El problema está en aceptar todas las etiquetas y los estereotipos que supuestamente explican lo que es ser mujer y aceptarlos sin cuestionarlos, Sin informarte.
El problema empieza en la misma mujer, ese es el origen.
El problema está en pedir equidad y sin sentir genuinamente que es lo justo y necesario.
Repite tu discurso todos los días, las veces necesarias para que te lo creas y así, lo crean.
Gracias a la vida por una mamá que nunca me dijo lo primero, me hubiera lavado el cerebro.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Miedo a las arañas.
Miedo a los perros que ladran porque pueden morder,
Miedo a los perros que persiguen a la gente que anda en bicicleta.
Miedo a las ratas y sus mordidas.
Miedo a mucha soledad.
Miedo a mucha compañía.
Miedo a dejar de creer.
Miedo a repetir tantas veces miedo que llegue a sonar extraño.
Miedomiedomiedo, miedo, ¿quién?
Duele más el tiempo que dura en quebrarse que el tiempo en el que ves que ya está roto.
La pregunta de la que nadie se salva. "¿en qué momento empezó?"
La memoria es tan caprichosa que esconde esos recuerdos para jugar un rato a las escondidas, a veces, ese rato, dura por siempre. Lo mejor, en esos casos, es dejar de jugar.
Vamos a dar un salto infinito. Lo más probable es que no vueles, en la realidad las personas no volamos. Vamos a dar un salto infinito y cada segundo que dure antes de caer, será infinito y bello. Vamos a dar un salto infinito, no importa si caes y ya no te puedes levantar. Es infinito.